Log in

¿Qué pasará con la Eurozona?

  • Published in Internacional

mapa-euro thumb medium307 192El 21 de diciembre, como un regalo de Navidad, el nuevo presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, inyectó medio billón de euros en préstamos a bancos de primera línea en Europa, haciendo subir las bolsas.

Pero más allá de la “bazooka” del BCE (Banco Central Europeo), en Europa se está discutiendo el fin del euro. En los medios, se encontraban declaraciones como éstas:

"Esta crisis no es sólo de los mercados financieros, de nuestras economías, se ha convertido en una crisis política", dijo el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho.

"Estamos al borde de un precipicio. Se perfila una crisis de dimensiones apocalípticas", dijo el ministro de Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski.

¡Epa! ¿Tanto dramatismo? Y sí, los bonos de deuda de Italia y España se acercaban al 7% de interés anual (a mayor probabilidad de impago, mayor interés), considerado por los analistas como el punto de “no retorno” hacia un subida espiralada de la deuda, como pasó en los casos de Grecia y Portugal.

Si la crisis en Grecia generó lo que generó, una situación similar en España e Italia guarda para la Eurozona dimensiones de las que habla Sikorski. Italia y España son la tercera y cuarta economía de la Eurozona respectivamente, y la exposición de la banca francesa a la deuda (pública y privada) de estos países es inmanejable en caso de default.

El gráfico de abajo muestra la deuda pública de dichos países en manos de los bancos. La conclusión es que el corazón financiero de la Eurozona (Alemania y Francia) serían heridos de muerte por un default de España o Italia. Por eso se entiende la circulación a mediados de noviembre de un informe del banco Credit Suisse titulado “Los últimos días del Euro”. De hecho, ya hay teorías acerca de un “euro del norte” y un “euro del sur”. Está claro, se discute el fin del euro.

Hace diez días, Francia y Alemania, intentaron hacer un pacto fiscal de la Eurozona que terminó mal: Inglaterra dio el portazo. ¿Qué pasó? Intentaron poner regulaciones comunes y una supervisión común en Bruselas (capital de la UE). Aunque todos aceptaron, la City se negó y se retiró. Los servicios financieros y el sector de manufacturación británicos "quedaron protegidos de un avance de la integración de la Eurozona” dijo Heseltine, responsable del Tesoro británico. Se cumplía así la frase de Coelho, el premier portugués, y ya los diarios especulaban sobre la ruptura de la Eurozona.

La ayuda del BCE

En este marco es que hay que entender la impresionante inyección de liquidez que acaba de hacer el BCE. Según el Royal Bank of Scotland (RBS), de los 489.000 millones de euros prestados, el 61% fue renegociado por los bancos con otros créditos anteriormente obtenidos del BCE, por lo que solamente 200.000 millones de euros es dinero fresco. Veamos dos cuestiones: ¿Qué van a hacer los bancos con la plata? ¿Cómo impacta esto en el BCE?

En primer lugar, los bancos pueden hacer de todo… menos comprar deuda pública, o por lo menos en dimensiones como para bajar el riesgo a niveles que alejen el fantasma del default: el Barclays (banco Inglés) dice en un informe que “en un momento en el que la UE y la Autoridad Bancaria Europea están obligando al sector a recapitalizarse por el riesgo soberano, resultaría extraño que los bancos aumenten la exposición al activo que más preocupa”. Lo mismo opina el RBS. Suena lógico, ¿no? ¿Y entonces? La cifra que queda en poder de los bancos casi coincide con los 230.000 millones que los bancos tienen que pagar en vencimientos el primer trimestre de 2012. Los bancos están muy ahogados como para compartir el salvavidas que les tiró Draghi con el resto de la economía.

Para la segunda pregunta que nos planteamos, basta ver que el BCE decidió relajar los requisitos de los activos que acepta a los bancos como garantía y reducir el porcentaje de reservas exigidas a los bancos del 2% al 1%. En criollo, transformaron al BCE en un vaciadero de “basura financiera” de los bancos, que a cambio de activos no seguros recibieron liquidez para pagar deudas.

Acá el problema de fondo es que se trata de una crisis de solvencia, no de liquidez. Es decir el problema es el quiebre de los estados y de las empresas (y de las familias) que no tienen cómo devolver el dinero que tomaron prestado, situación que el ajuste que están implementando uno tras otro Grecia, Portugal, España e Italia, agrava cada vez más.

Después de las fiestas, la resaca

Como se sabe, después de los excesos de las fiestas, uno suele sentirse medio mal, e incluso arrepentido. Lo del BCE va para ese lado, no sólo no solucionó la crisis de solvencia que tiene la Eurozona, sino que además se involucró con ella comiéndose (incorporando a su balance) la toxicidad financiera de los bancos. La magra respuesta de las tasas de interés de España e Italia a la espectacular medida del BCE muestra eso: casi ni se movieron.

De alguna manera, estamos viendo cómo se repite la situación que llevó a Estados Unidos a estar al borde del default a mediados de este año. También Estados Unidos tuvo sus dos “bazookas” en 2009 y 2010, cuando el Banco Central de EEUU (llamado FED, Reserva Federal) impulsó una inmensa liquidez en el mercado a través de aumentar la deuda estatal. Los europeos, parece, quieren probar ellos mismos su suerte.

Fuente: Materiabiz.com

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net