Log in

Ventajas de hacer pequeños 'breaks' en el trabajo

  • Published in Top Management
Las pausas activas son necesarias para reactivar el cuerpo. Foto:fbcdn-sphotos

Cada vez es más frecuente encontrar empresas que ofrecen a sus empleados espacios para la práctica del deporte y la relajación durante la jornada laboral.

Muchas de ellas, principalmente multinacionales, han entendido que la implementación de estas herramientas no sólo beneficia a los colaboradores, sino también a la propia organización, convirtiéndola en una compañía altamente productiva y con elevada capacidad de retención del talento, al aumentar la motivación del personal y fomentar un mejor ambiente de trabajo.

Las pausas laborales pueden ir desde gimnasia, la que se realiza durante cinco o diez minutos al lado del escritorio, hasta yoga, meditación e incluso siestas energéticas de breve duración. El principal objetivo de estas actividades es revertir la disminución de agilidad que los empleados experimentan tras permanecer horas sentados o realizando tareas altamente rutinarias, explica Cristina Lobo, consultor en Recursos Humanos de Randstad.

"Todos hemos experimentado, en alguna ocasión, la sensación de realizar un gran esfuerzo en tareas que habitualmente desempeñamos sin necesidad de requerir demasiada concentración. Esta disminución de agilidad se debe a un sobreesfuerzo mental mantenido que incide directamente en nuestros procesos cognitivos. Dado que la consecuencia directa de estos cambios se refleja directamente en nuestro rendimiento, la solución es realizar un pequeño descanso cada cierto tiempo, de manera que nuestra energía pueda restaurarse", asegura.

Agrega que si estos breaks son dinámicos o entretenidos es aún mejor, "ya que los trabajadores pasan un momento agradable, aparte de cumplir el fin último de la pausa que es descansar física y mentalmente por un momento".

Para Víctor Donoso, subdirector de la Escuela de deportes de AIEP de la Universidad Andrés Bello, "las pausas entretenidas quiebran la rutina laboral reactivando física e intelectualmente a la persona, mejorando su estado de alerta y productividad en el trabajo y permitiéndole prestar mayor atención a los riesgos evitando accidentes laborales".

Algo con lo que coincide Mariela Ardizzone, directora de Selección y Calidad de Adecco, al señalar que "los breaks en el trabajo son actividades muy positivas tanto para las empresas como para los trabajadores, ya que éstos últimos se sentirán recargados de energía, trabajarán de manera más eficiente y, por consiguiente, la compañía podrá percibir un aumento importante en la productividad y rendimiento del personal".

A través de las pausas entretenidas, los empleados relajan la musculatura, controlan la ansiedad y el estrés, y previenen enfermedades laborales producto de tareas repetitivas, entre otros beneficios, regresando a sus puestos de trabajo renovados y de mejor humor.

Para optimizar el desempeño de estos breaks, Lobo, de Randstad, aconseja realizar varios seguidos, pero de corta duración. "Es más recomendable hacer pausas con mayor frecuencia y menor duración, que realizar una única pausa prolongada. Esto, debido a que en la primera parte del período de descanso es cuando se produce el mayor grado de recuperación", detalla la experta.

Implementación

Respecto de cómo las empresas pueden comenzar a implementar este tipo de actividades, la especialista de Randstad afirma que ese cambio debe partir por una valoración actitudinal, es decir, que cada persona individualmente sea responsable de su tiempo y recursos invertidos.

"En ocasiones, basta con levantarse de la silla, alejar la vista del computador y dar una vuelta por la oficina", dice Cristina Lobo. Agrega que en todo caso, "será conveniente que las empresas cuenten con infraestructuras adecuadas, tales como salas de descanso y espacios en los que una persona pueda sentarse tranquilamente en su hora de almuerzo, por ejemplo".

Por su parte, Ardizzone, de Adecco, señala que esa instauración puede hacerse de manera paulatina o bien como un cambio de estrategia a nivel de Recursos Humanos, de modo de impactar la motivación del personal y generar un quiebre en la rutina laboral.

"Lo importante es poder compatibilizar de buena manera los horarios de trabajo y aquellos tiempos que se destinarán a la recreación", indica la experta.

Y aunque en los últimos años se ha hecho más evidente la preocupación de las empresas por el bienestar y desempeño laboral de sus empleados, al impulsar cada vez más este tipo de actividades, Donoso, de AIEP, cree que algunas organizaciones siguen considerando las pausas entretenidas "un gasto y no un beneficio".

Al respecto, Lobo, asegura que "aún queda un largo camino hasta que se cree una mayor conciencia de estos beneficios, dejando atrás la asociación de descanso con ausencia de producción".

Fuente:educamericas

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net