Log in

El efecto de los "viernes casuales" en los trabajadores

  • Published in Top Management
Es necesario establecer límites y reglas claras, de esta forma el beneficio será bien usado y tendrá el impacto que se espera y no se caerá en malos entendidos. Foto:lacronica.net

Dejar por un día en casa la corbata o los tacos, es un beneficio que muchas empresas otorgan a sus trabajadores en los denominados “viernes casuales”. ¿Cuál es el impacto? 

Marcelo Solari, Gerente de Personas TI de Kibernum, es tajante al responder: “el estado de ánimo con el que tú enfrentas el trabajo está en directa relación con la productividad que logras y esa es la lógica de promover un día que sea casual. Ahora, muchas empresas están haciendo que esto no sea solo un día, sino todos los días, porque hoy la seriedad del trabajo en una empresa está mucho más asociada a la capacidad de hacer bien las cosas, al hecho de cómo te vistes, dentro de un parámetro mínimo por supuesto”.

Por su parte, Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile, también asegura que este tipo de instancias rompen con la rutina y disminuyen los estados de estrés y aumentan la motivación, lo que impacta finalmente de manera positiva en los resultados. “Hacer un quiebre al finalizar la semana y generar ambientes más relajados y distendidos ayuda a enfrentar la jornada de otra forma, aunque sea con pequeños detalles, las personas los perciben y tienen otro ánimo, más relajado y positivo”.

Sin embargo, los expertos sugieren establecer límites y reglas claras, de esta forma el beneficio será bien usado y tendrá el impacto que se espera y no se caerá en malos entendidos. Vargas dice que estipular los límites es fundamental, “porque las reglas claras no dan espacio a las especulaciones ni mucho menos a los errores, por lo mismo, en la medida que queda establecido qué se refiere por tenida casual, se evitan problemas futuros. Siempre en las relaciones laborales es mejor definir las cosas primero, que después, así se evitan los conflictos”.

A pesar de que se trate de un “viernes casual” el trabajador siempre tiene que cuidar su imagen personal y debe comprender que a pesar de este relajo, es necesario cumplir con un margen de sobriedad.

“Hay que entender que el viernes casual implica el uso de vestimenta menos formal de lo que se suele utilizar en la vida laboral diaria. No se recomienda ir con shorts, faldas muy cortas, buzo, sandalias o zapatillas. Siempre hay que cuidar la imagen personal, aunque sea un día en el que puedas vestirte más relajado”, advierteFabiola Villanueva, directora de Desarrollo Profesional AIEP.

En este mismo sentido, Álvaro Vargas entrega tanto a mujeres como hombres algunos consejos para asistir al trabajo de una manera casual, pero siempre con un vestuario adecuado al ámbito laboral:

“Básicamente, en el caso de las mujeres se deja de lado los tacos y las chaquetas y en el caso de los hombres, la corbata y los zapatos formales. La idea es usar ropa más colorida y cómoda. Sin embargo, siempre debemos tener presente que estamos en el contexto del trabajo y no en nuestra casa. Las mujeres no deben abusar de los escotes ni faldas muy cortas”.

Los expertos sugieren establecer límites y reglas claras, de esta forma el beneficio será bien usado y tendrá el impacto que se espera y no se caerá en malos entendidos.

Mientras que para los hombres, la mejor opción es usar pantalones de tela, combinándolo con prendas clásicas. “Se recomienda evitar la tenida deportiva. El viernes casual no significa que puedas ir vestido como se antoje, se entiende que existe un parámetro hasta dónde llegar. La clave está en entender que tu vestimenta, también forma parte de lo que vendes como profesional”, sostiene el especialista.

Otro beneficio que se ha ido masificando entre las empresas, así como los viernes casuales, es salir más temprano el último día de la semana. “Está comprobado que no por trabajar más horas se es más productivo, por lo tanto lo que podría aumentar la productividad, no sólo ese día sino que toda la semana, es la alegría y el entusiasmo que provoca en los colaboradores el beneficio de salir más temprano un día de la semana, sobre todo los viernes”, argumenta Paola Villanueva.

Vargas también apoya esta medida. Él indica que “este tipo de acciones motivadoras bien planeadas, no deberían perjudicar las labores diarias de la empresa y tampoco aumentar los niveles de estrés de los trabajadores. Pero esto se debe implementar siempre y cuando las personas sean capaces de organizarse, de modo que no afecte a las tareas cotidianas. Así, se genera el compromiso de cumplir con las mismas responsabilidades, sin alterar la productividad ni la calidad del trabajo”.

Mientras que Marcelo Solari coincide con Álvaro Vargas, y advierte que es una opción que puede ser buena, pero dentro de un marco de gestión de Recursos Humanos, es decir, “esa acción en sí misma no te asegura que un día sea más productivo, por lo que es muy importante que sea coherente con que lo que se espera de ese día. Por ejemplo, si la empresa trabaja por objetivos y el viernes los colaboradores salen más temprano y el objetivo se ajusta a eso, no hay problema. Pero la acción en sí misma no asegura nada concreto”.

Fuente:Educamericas

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net