Cuba hunde proyecto de Internet de banda ancha

internet cubaSe había anunciado en 2011 la compra de la tecnología necesaria para instalar cables submarinos de fibra óptica (foto). Pero el proyecto nunca se realizó. La oposición asegura que el régimen de los Castro le teme a la web.

Era el soleado miércoles 9 de febrero de 2011. Entre sonrisas y discursos, varios integrantes del gobierno cubano recibían en la oriental playa de Siboney el cable de fibra óptica que cruzó parte del mar Caribe, proveniente de Venezuela, y que prometía sacar a la isla de la era de Piedra informática en la que vivía.

En ese entonces, los funcionarios prometieron que en julio de 2011 la fibra óptica entraría en operación, pero a más de un año del anuncio, la conexión de Cuba a la red de redes sigue siendo de las peores del continente y hasta ahora nadie se explica qué pasó con una infraestructura por la que se pagó unos 70 millones de dólares.

"Ellos posaron para la foto, se desató el escándalo... Luego simplemente desapareció de la conciencia humana", indica Larry Press, un profesor de Sistemas Informáticos de la Universidad Estatal de California Dominguez Hills.

Desde el principio, el Gobierno aseguró que hospitales y universidades tendrían prioridad en la conexión al nuevo sistema y que su uso sería considerado de interés público. Los millones de cubanos con poco o ningún acceso a Internet en sus casas tendrían que esperar. Todavía hoy no notaron ninguna mejora en sus conexiones, según una docena de personas que fueron entrevistados por la agencia de noticias AP.
 

La odisea de Internet

Conectarse a Internet en Cuba es una operación que desafía la paciencia de cualquiera que haya tenido contacto con la tecnología DSL: se puede tardar varios minutos en lograr que baje la página más sencilla y hasta horas para obtener un vídeo o un archivo que simplemente contenga imágenes.

Cuba aún está en la era de la web 1.0, mientras que el mundo disfruta del ancho de banda que ofrecen plataformas como Flash. El popular sitio YouTube es irrelevante en la Cuba del acceso telefónico, y apenas utilizable en conexiones de banda ancha no convencionales.

¿Quiere ver el último episodio de una serie de moda? A una velocidad de 3 a 5 kilobytes por segundo en un sistema de conexión telefónica, un video que pesa 500 megabytes tardaría en descargar, en teoría, entre 28 y 46 horas desde iTunes.

Artistas y fotógrafos aseguraron que es casi imposible ver en línea el trabajo de otros y las personas prefieren intercambiar fotos digitales usando tarjetas de memoria antes que enviarlas por correo electrónico.

"Tenía esperanzas, muchas expectativas con el cable", dijo a AP una médica que sólo tiene acceso a intranet, una red doméstica que permite navegar en algunas páginas locales y recibir correos del resto del planeta. "Para mí, que estoy haciendo un posgrado, (la intranet) verdaderamente no sirve, es algo elemental y muy pobre para las necesidades que tenemos".

La institución para la que trabaja empezó a tomar medidas contra los pocos que tienen acceso completo a Internet y les ordenó no utilizar sitios como Facebook so pena de represalias, afirmó la médica, quien no quiso revelar su nombre. Lo mismo ocurrió con otros funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato por temor a meterse en problemas con sus empleadores estatales.

Con una capacidad de 320 gigabytes, la fibra óptica multiplicaría "hasta por 3.000 veces la velocidad actual de transmisión de datos, imágenes y voz", había dicho el viceministro Ramón Linares, quien fue a recibir el tendido en febrero de 2011 a la playa Siboney, a unos 900 kilómetros de La Habana.

Pero luego, la historia del cable se volvió una novela de misterio que incluyó versiones sobre corrupción, según las cuales las personas involucradas hicieron una estafa millonaria y estarían en la cárcel.

¿Qué pasó con el acuerdo con Venezuela?

La filial en Venezuela de la empresa de telecomunicaciones francesa Alcatel-Lucent, con base en París y contratada para tender el cable, refirió las preguntas que hizo AP a la empresa cubano-venezolana Telecomunicaciones Gran Caribe S.A., donde un funcionario indicó que necesita la aprobación del Ministerio de Ciencia y Tecnología venezolano para hablar del proyecto.

El Ministerio no respondió a las peticiones de entrevista hechas por la AP.

Diplomáticos en La Habana dijeron que varios funcionarios cubanos corruptos se apropiaron de millones de dólares del presupuesto del proyecto.

Un alto ejecutivo de la empresa de Alcatel-Lucent señaló que los franceses cumplieron con el contrato. "El cable debe estar conectado a algo o no va a funcionar", indicó el ejecutivo que también habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir un proyecto tan sensible políticamente.

Las autoridades cubanas y venezolanas contactadas por la AP no quisieron hacer comentarios.

Fuente: Infobae.com

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net