Ser líder no es ser un superheroe

Más que las gratificaciones, los empleados valoran los momentos sinceros de conexión con sus superiores. Foto:creatiabusiness.com Más que las gratificaciones, los empleados valoran los momentos sinceros de conexión con sus superiores. Foto:creatiabusiness.com

La confianza en el liderazgo empresarial se encuentra en mínimos históricos, según la encuesta Edelman y el Foro Económico Mundial. Y una de las razones que apuntan los especializas para esto se debe a la “deshumanización del liderazgo”.

Es decir, solemos pensar que estos personajes son instrumentos que persiguen un objetivo en particular. Otra visión es la heroica, donde son súper humanos. No humanos. Máquinas o súper héroes en la cima de las organizaciones que están entrenados para ocultar sus vulnerabilidades, planificar y mantener el rumbo y minimizar el riesgo.

Y es por eso que Tim Leberecht, autor de The Business Romantic, recomienda que es hora de darle un enfoque diferente al liderazgo. Uno que le permita reconocer su humanidad. De este modo generará la confianza y el respeto de sus seguidores. Y estas son tres formas que propone Leberecht para lograrlo:

Sé emocional

Más que las gratificaciones, los empleados valoran los momentos sinceros de conexión con sus superiores, pues estos satisfacen sus necesidades como seres sociales. Comparte tu felicidad con ellos, al igual que tu frustración, preocupación y enojo. Todo es necesario, pues esas emociones te hacen humano.

Sé espontáneo

Guy Laliberté, CEO del Cirque de Soleil, una vez contrató a un payaso para que le siguiera e imitara todos sus movimientos. Marcos Bertolini, CEO de Aetna, se convirtió en un ávido practicante de la meditación y el yoga después de una experiencia cercana a la muerte, posteriormente lanzó clases gratuitas para todos sus empleados. Al exponer su idiosincrasia, sus pasiones y caprichos, los líderes pueden hacerse más humano. Considera qué aspectos de tu vida o de tu personalidad pueden sorprender o deleitar a tus empleados.

Duda rápido

Los líderes inteligentes saben que hay más de una respuesta correcta y, una vez que se comprometen en una decisión, no tienen miedo de examinar y retractarse si es necesario. Equivocarse es humano y, además, sabio. Siempre existe la posibilidad de encontrar una buena solución.

fuente:Mundo ejecutivo

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net