¿Cómo y por qué los colegas mienten en la oficina?

El punto clave con los mentirosos frecuentes no es identificar si están diciendo la verdad, sino más bien poder predecir lo que es probable que hagan. Foto:Archivo El punto clave con los mentirosos frecuentes no es identificar si están diciendo la verdad, sino más bien poder predecir lo que es probable que hagan. Foto:Archivo

Aunque todas las sociedades condenan la mentira, aún es una característica común de la vida cotidiana. Las investigaciones muestran que los estadounidenses en promedio mienten casi dos veces por día, aunque existe una gran variabilidad entre las personas.

De hecho, la distribución de la mentira sigue el principio de Pareto: el 20% de las personas dice el 80% de las mentiras, y el 80% de las personas representan el 20% restante de las mentiras.

Entonces, ¿cómo lidiar con un compañero de trabajo del cual usted sospecha que miente? Depende del tipo de mentira y el tipo de mentiroso con quien esté tratando.

Los mentirosos frecuentes tienen dos características sobresalientes. Primero, son moralmente débiles, por lo que no ven a la mentira como algo poco ético. En segundo lugar, mientras que la mayoría de la gente miente cuando está bajo presión (ansiedad, miedo o preocupación), los mentirosos recurrentes lo hacen incluso cuando se sienten bien o en control de las cosas –porque disfrutan hacerlo.

Por estas razones, diversos estudios han encontrado que los mentirosos frecuentes son más propensos a admitir sus mentiras. Total, si no hay nada malo en ello, ¿por qué ocultarlo?

Si usted está tratando con un mentiroso frecuente, él o ella probablemente tiene fuertes habilidades sociales y una buena cantidad de materia gris. Por ejemplo, las pruebas neuropsicológicas muestran que mentir requiere mayor capacidad de memoria de trabajo, que está fuertemente relacionada con el coeficiente intelectual.

Como dijo Swift, “el que dice una mentira no es consciente de la grande tarea que acaba de emprender; porque para sostener una mentira se debe inventar otras veinte”.

En consecuencia, mentir de forma eficaz también requiere una imaginación muy brillante, sobre todo cuando se trata de crear excusas y desviar la verdad. Los estudios indican que las personas creativas y los pensadores originales pueden ser más deshonestos.

Según lo que encontraron Francesca Gino y Dan Ariely en sus investigaciones, “una personalidad y mentalidad creativa promueven la habilidad de los individuos para justificar su comportamiento, lo que, a su vez, conduce a un comportamiento poco ético”.

Además, los mentirosos eficaces tienden a tener niveles más altos de inteligencia emocional, que les permite manipular señales emocionales al comunicarse, monitorear las reacciones de su audiencia, y evitar algo que se llama fuga no verbal –cuando nuestro lenguaje corporal no coincide con lo que estamos diciendo.

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net