Adiós a la lluvia de ideas y bienvenido el Brainswarming

El famoso Brainstorming pierde popularidad porque los extrovertidos se imponen; esta técnica silenciosa es basada en cómo trabajan las hormigas. Foto:inc.com El famoso Brainstorming pierde popularidad porque los extrovertidos se imponen; esta técnica silenciosa es basada en cómo trabajan las hormigas. Foto:inc.com

Innovación, creatividad, trabajar en equipo... son las ideas que últimamente bombardean a los directivos como método para sacar adelante a sus empresas, en un ambiente de gran competencia. Pero la pregunta sigue siendo, ¿cómo motivo a mis colaboradores para ir por metas extraordinarias? ¿Cómo incentivar su creatividad para innovar y marcar una diferencia? ¿Cómo, cómo, cómo...?

Tendencias van y vienen; muchas se concentran en uno o dos componentes motivacionales, pero los expertos afirman que no hay mejor antídoto a la parálisis de las mentes brillantes, que una actividad integral que no deje de lado ningún detalle. La propuesta es el brainswarming.

Esta metodología surgió para contrarrestar al braistorming. La famosa lluvia de ideas ha perdido popularidad porque para muchos especialistas, en lugar de fomentar la productividad, ha generado ambientes de inhibición en el trabajo de equipo, en el que es común que los extrovertidos o el jefe tomen el control de la sesión, dejando a los introvertidos callados y señalados por los participativos.

Entonces surgió el brainswarming basado en la forma de trabajar de las hormigas: en silencio pero como equipo. Brainswarming significa enjambre de ideas y su propósito es generar ideas más poderosas en conjunto con las ideas de los demás, desarrollando ideas fortalecidas y mejores resultados.

“Esta metodología te permite generar 115 ideas en 15 minutos, todas ellas para ser implementadas de manera instantánea. El objetivo es resolver problemas específicos a través de un método silencioso, basándose en objetivos y recursos”, explica Alberto Vázquez, profesor y experto en temas de innovación por parte del ICAMI, Centro de Formación y Perfeccionamiento Directivo, para quien esta técnica es efectiva y ofrece resultados completos.

De la tormenta al enjambre de ideas

Su metodología es sencilla y la recomendación de los expertos es utilizarla para temas de planeación estratégica, problemas de mercado, clientes y en soluciones sobre recurso humano. Pero, ¿cómo implementarlo? Piensa en las hormigas. Las hormigas trabajan en equipo, en silencio, sobre un objetivo en común. En el caso de la dinámica se trata de trabajar sin interactuar con la voz, concentrados en la generación de ideas y en la retroalimentación de las mejores. Pero vayamos por pasos.

1. Selecciona al personal que va a participar

Mientras que en el brainstorming no importaba quienes participaran, el brainswarming es selectivo. De acuerdo con Tony McCaffrey, CTO de la startup Innovation Accelerator y especialista de la metodología, afirma que cuando los equipos no tienen un propósito, las ideas suelen ser vagas y sin soluciones prácticas, mientras que tener personas con habilidades y capacidades que la problemática necesita, es una ganancia en la efectividad de la dinámica. Coloca elementos de acción y detalle.

Para el experto de ICAMI, el trabajo en equipo, cuando es efectivo, permite fluidez y efectividad, así que asegúrate de contar con los elementos que necesitas.

2. Realiza una junta previa

El propósito es que tu equipo llegue lo más preparado posible a la interacción, para ello es muy importante que realices una junta previa donde se especifique quiénes tomarán el rol de acción y quienes de detalle; explicarás la problemática y el objetivo a resolver.

3. Crea una gráfica

El equipo debe comenzar a trabajar con base en una gráfica, en ella deben de colocarse, por un lado, las ideas que permitan resolver los objetivos; y por otro, los recursos que se van a utilizar.

4. Comienza la interacción ¿silenciosa?

El método obliga al silencio total. Los participantes pegan post its con ideas cortas y concisas basadas pero basadas en las ideas de los demás. Es decir, todas las ideas que los participantes generen, deben enfocarse en la solución del problema y conforme avanza la dinámica, deben basarse en las ideas de los demás.

Esto es muy importante porque en las reuniones suelen surgir los egos y los grupos donde el enfoque es sobre la defensa de sus propias ideas. En el brainswarming se trata de apoyar las mejores ideas y enriquecerlas, esto mejorará por completo el resultado. Evidentemente la dinámica tiene que ser controlada por un moderador.

5. Descarga la información

Es momento de concluir ideas. De acuerdo con los expertos, las ideas son concretas al finalizar la dinámica, por lo que su implementación tiende a ser más sencilla y eficiente. Asegúrate que cada idea sea valiosa para el propósito que se busca e impleméntala.

Beneficios

¿Qué ganas con esta metodología? Según los expertos...

• Mejora la productividad. Mientras que en el brainstorming se generaban ideas sin soluciones prácticas y los candidatos introvertidos salían perdiendo, el brainswarming garantiza la creación de equipos de alto rendimiento – pues el método es selectivo- y aportaciones de acción o detalle sustanciales.

• Interacción de equipo. No existen jerarquías, ni ideas mejores, sólo una relación constructiva en mejorar las ideas de los demás. Es mucho más efectivo hacer dinámicas silenciosas.

• Soluciones prácticas. “En cuanto termina la dinámica las ideas concluidas pueden aplicarse, es una metodología con resultados inmediatos para implementarse”, comenta el experto.

Fuente:Altonivel

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net