7 excusas más utilizadas por las personas improductivas

No esperes sentado a que otros hagan parte del trabajo por ti. Foto:eureka No esperes sentado a que otros hagan parte del trabajo por ti. Foto:eureka

Nosotros nos intentamos convencer de que algo está bien cuando, en realidad, sabemos que no es así. Los pretextos nos sirven de escudo para no hacer un trabajo determinado o esquivar las consecuencias de no obtener buenos resultados.

1. Retrasar el momento

Comienzas a retrasar la hora en la que realizar tu trabajo sin ninguna explicación más allá de tu falta de ganas por hacerla. Al final, dejas pasar el tiempo sin más y empleas en realizar tu función más de lo requerido. Además se te acumula el trabajo. Resolverlo tan pronto como sea posible te evitará futuros quebraderos de cabeza.

2. No estoy capacitado para esto

Ni siquiera te das la oportunidad de intentarlo por miedo al fracaso. Cuando el trabajo se sale de lo establecido y precisa de una mayor implicación y concentración tiendes a cederlo a otro compañero. Te apoyas en la limitación de tus conocimientos y rechazas la idea de ampliarlos.

3. No voy a obtener nada con ello

Te adelantas al resultado final y optas por no hacer un trabajo con el que crees que no tendrás ningún beneficio. Estás desaprovechando muchas oportunidades que te pueden abrir camino en tu carrera profesional. Tu jefe no sólo valorará tus que tus resultados sean positivos sino la calidad de tu trabajo y el esfuerzo que has puesto en ello.

4. Me falta información

Pretendes que, cuando tengas que abordar un proyecto concreto, te faciliten toda la documentación necesaria para llevarla a cabo. No seas tan cómodo y utiliza tus herramientas para analizar y recopilar datos sobre el tema. No esperes sentado a que otros hagan parte del trabajo por ti.

5. Es demasiado tarde

Ya lo dice el refrán: nunca es demasiado tarde si la dicha es buena. Aunque quizás estés fuera del tiempo establecido, siempre es mejor finalizar tu tarea que dejarla a medio. Es una tendencia general ser impuntual y escudarte en la falta de tiempo para terminar tu trabajo.

6. No forma parte de mis objetivos

No siempre podrás realizar las funciones que quieras ni con todos los trabajos te sentirás igual de motivado. Aún así, es tu responsabilidad hacer todo lo posible por obtener un buen resultado y ofrecer lo que te piden.

7. Es imposible hacer sólo

Es muy común que solicites ayuda a tus compañeros cuando la necesites pero, no confundas conceptos. Una cosa es dejarte asesorar y pedir consejo y otra muy distinta es dejar en manos de tu equipo el trabajo que no quieres hacer. Ten consideración con ellos.

Fuente:ForbesMagazine

Artículos relacionados (por etiqueta)

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net