Con siestas y meditación, las empresas fomentan la productividad

Los que prefieren las siestas logran reponerse, lo que finalmente beneficia al empleado y la empresa. Foto:blog.hulihealth.com Los que prefieren las siestas logran reponerse, lo que finalmente beneficia al empleado y la empresa. Foto:blog.hulihealth.com

¿Qué tienen en común los 2 mil 700 empleados del consorcio de comunicaciones de Oprah Winfrey y el Doctor Oz con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, la presidenta de Brasil, Dilma Ruseff, o figuras de la música como Ringo Starr y Paul McCartney? Todos practican la meditación para enriquecer su trabajo.

En la última década, la meditación dentro de las empresas ha pasado de ser una práctica casi esotérica a convertirse en algo tan de moda como salir a correr las maratones de día domingo para aficionados. Y como toda tendencia en el sector del management, se produce un refuerzo multiplicador cuando se hace público que empresas relevantes lo están aplicando.

Respaldada por estudios clínicos de más de 160 instituciones alrededor del mundo, incluyendo universidades como Harvard, UCLA y Stanford, la meditación puede ayudar a encontrar una mayor sensación de serenidad. No es raro entonces que firmas como Google, Bridgewater y General Mills fomenten la práctica de la concentración para ayudar a sus empleados a mejorar su productividad.

Steven Poelmans, profesor de EADA, y experto en neuroliderazgo, apoya esta y otras iniciativas que vayan en la senda de reducir la tensión laboral. "Bajo estrés, dejamos de pensar. El cerebro necesita serenidad para funcionar. La mejor forma de gestionar el talento es gestionar el estrés, que es fundamental en el trabajo", resaltó en un evento realizado esta semana en España.

La técnica de Meditación Trascendental (MT) "proporciona la experiencia de alerta en profundo descanso”, que reduce el estrés, refuerza la comunicación entre el córtex prefrontal y las diferentes áreas del cerebro, y desarrolla el funcionamiento total del cerebro. Como consecuencia, la persona que practica MT muestra mejores funciones ejecutivas, con pensamiento más resuelto y toma de decisiones más claras.

Los trabajadores, particularmente aquellos que van ascendiendo y ocupando cargos de mayor responsabilidad se encuentran cada vez más sometidos a una presión constante para seguir superándose, para mejorar su toma de decisiones, planificación, juicios, creatividad, innovación, salud y aptitud a niveles aún más altos.

“La herramienta más práctica y efectiva para alcanzar todos estos beneficios es la práctica de la Meditación Trascendental dos veces al día, pues reduce el estrés perjudicial, mejora la salud cardiovascular y la creatividad, además de desarrollar la totalidad del cerebro. “Y cuando un CEO o director ejecutivo está totalmente activado, la respuesta emocional al mundo es más equilibrada”, dice el chileno Rafael de la Puente, instructor de meditación.

En México, por ejemplo, empresas transnacionales, como BMW, Coca-Cola y Unisys ofrecen terapias de relajación a sus empleados, mientras que a nivel mundial, los corporativos de Google, Reebok y Medtronic hicieron de esta práctica un boom.

Desde su implementación, estas compañías reportan una disminución en los niveles de estrés, de conflictos entre empleados, y destacan por una mejor disposición al trabajo debido a una mayor satisfacción personal.

Siestarios Argentinos

Una actividad que también empieza a estar en boga es algo menos contemplativa y más orgánica. Está en alza en Argentina y EE.UU., donde la bautizaron como powernaps, siestas energéticas de breve duración.

Se trata de iniciativas que ganan terreno como políticas de recursos humanos para aumentar la productividad en la empresa. Quien practica la meditación trascendental muestra mejores funciones ejecutivas, tiene pensamiento más resuelto y toma de decisiones más claras.

En el caso argentino, se realizan en las radios Metro, Blue, Rock & Pop- todas de un mismo consorcio – que han incorporado esta práctica a su vida laboral, logrando una amplia aceptación en la cultura corporativa con un impacto positivo en las relaciones de trabajo.

“Cuando Google de Argentina nos llamó para asesorar sobre la apertura de un espacio de siesta dentro de sus instalaciones, fue un indicador que la siesta comenzaba a instalarse en las agendas de bienestar corporativo”, explica Daniel Leynaud, director de Drom – Cronobiología.

Esta empresa comenzó a desarrollar en 2009 un prototipo experimental de cabina para aislar al individuo de su contexto, induciéndole a un sueño liviano, que permita una rápida reincorporación a las tareas diarias, al que bautizaron como “siestario”.

“Si bien la siesta tradicional es una costumbre atribuida a los españoles, en nuestros estudios verificamos que los países orientales como China y Japón fueron pioneros en aplicar las siestas en medio de la jornada laboral, como una manera de incrementar la productividad. Y en Estados Unidos, impulsados por estudios científicos de la Universidad de Harvard, denominaron a estas siestas cortas “power nap”, siendo Google, Deloitte y Nike las pioneras en introducir Energy Pods, o sillones de siesta, distribuidos en la empresa para que sus empleados tomen estas siestas cortas cuando lo necesiten".

Entre las 13.00 y 15.00 horas aproximadamente, las personas experimentan de manera natural una fuerte somnolencia, independiente de que se haya ingerido alimentos. Es en ese momento, en el cual una siesta controlada y corta es ideal para afrontar la segunda parte del día con mayor energía, humor y creatividad.

Lo relevante, agrega el argentino, es que estas siestas de no más de 30 minutos garantizan no caer en las etapas de un sueño profundo que genera inercia del sueño al despertar. “Al transcurrir nuestro descanso en las etapas más superficiales del sueño, nos permite reincorporarnos rápidamente a nuestras tareas”, señala.

Esta siesta además, compensa en parte una posible deuda de sueño nocturno y tiene beneficios demostrados en salud y en rendimiento: la Universidad de California demostró que los empleados con trastornos de sueño y excesiva somnolencia diurna tienen 70% menos de probabilidades de obtener una promoción laboral, como consecuencia del bajo rendimiento y productividad, en comparación con los individuos que logran alcanzar un sueño adecuado.

Daniel Vigo, investigador del CONICET y asesor de Drom-Cronobiología en México explica que “durante las etapas del sueño suceden funciones imprescindibles que tienen que ver, no sólo con el aprendizaje y la memoria, sino también con mecanismos hormonales, metabólicos e inmunes. La alteración del sueño puede tener consecuencias a largo plazo asociadas con la aparición de enfermedades como hipertensión, obesidad y diabetes”, señala.

En ese sentido, “dormir una siesta de entre 30 y 45 minutos puede compensar en parte la deuda de sueño nocturno, ya que en promedio dormimos 2 horas menos que hace 50 años y eso impacta en nuestro rendimiento físico, en nuestro rendimiento cognitivo y en nuestra salud, pagando un precio muy caro por ello a nivel público y privado”, precisa Leynaud.

Sólo 20 minutos

Según sus promotores, la técnica de meditación trascendental es tan fácil, simple y libre de esfuerzo que la puede aprender y practicar cualquier persona, en cualquier lugar o circunstancia, siempre que exista un lugar donde poder sentarse cómodamente con los ojos cerrados por algunos minutos.

“No requiere de concentración, ni de silencio, ni de ninguna condición ambiental en particular. Los adultos la deben practicar por 20 minutos mañana y tarde”, explica De la Puente.

Cientos de empresas a través del mundo la han incorporado en forma completa, otras en forma parcial y otras simplemente como una sugerencia de buenos hábitos de vida. Solo en Chile, el director del instituto de meditación trascendental señala a empresas como la cuprífera estatal Codelco, Petrox, Terra Networks, la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) y Belfi entre los que han capacitado a su personal en esta práctica.

“La práctica de la meditación, y en general toda iniciativa organizacional que apunte a reducir el estrés diario que provoca el trabajo, mejora el clima laboral, alentando a la retención del capital humano. Se sabe que aumentan la productividad y el rendimiento laboral y complementariamente las empresas que se preocupan por la salud de sus empleados generan una imagen positiva en la comunidad”, precisa el experto.

A pesar de los beneficios, aún la meditación es culturalmente resistida por algunos ejecutivos que la consideran como una actividad New Age, y de ahí que de la Puente reconozca que muchas empresas chilenas todavía prefieren incluir una cláusula de confidencialidad respecto de las iniciativas que realizan, mientras que para otros es solamente un problema de hacerse el tiempo para esta actividad.

Por eso recomienda que sea una política que vaya introduciéndose de manera gradual. "Deben apuntalar el aprendizaje adaptativo, para lograr una sutil adaptación de la vida empresarial a los cambios rápidos de contexto, promoviendo entornos y estructuras que alienten la innovación y la creatividad aplicada. Todo en un permanente equilibrio entre la actividad profesional y la vida laboral”, reafirma.

Solo así existirá una verdadera cultura de bienestar dentro de las organizaciones, con programas bien coordinados y acciones que aseguren el retorno de la inversión y una rentabilidad sostenible, aventura el instructor.

Fuente:Americaeconomía

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net