Ahorrar entre todos: seguros de vida en Sudáfrica

ahorro_entre_todos_thumb307_

La industria de seguros de vida en Sudáfrica comprende más de 100 aseguradoras sujetas a un riguroso control regulatorio. Sin embargo, uno de cada cuatro sudafricanos utiliza planes de ahorro informales basados en los principios de interdependencia y confianza...

El stokvel es una mutual de ahorro o inversión informal, que requiere el aporte colectivo de sus miembros. Luego, dichos aportes son distribuidos entre los integrantes de la forma previamente acordada, por ejemplo, pagándose una participación proporcional en el cumpleaños de cada uno.

En forma similar, las sociedades de entierros son mutuales con el propósito de cubrir los costos de entierro en caso de fallecimiento de sus miembros (o de personas a cargo de ellos).

Estos planes son reducidos y cohesivos. En general, los miembros pertenecen al mismo entorno, organizan reuniones regulares y toman sus propias decisiones en relación con el diseño y la financiación de los beneficios, así como las normas a aplicar.

Tanto el stokvel como las sociedades de entierros son legados de la época del apartheid. En aquellos tiempos, debido al sistema de trabajo golondrina y el limitado acceso al ahorro y los servicios financieros, los sudafricanos de raza negra diseñaron estos planes basados en los principios de interdependencia y confianza.

¿Por qué estos planes revisten importancia en la actualidad?

El poder adquisitivo y el nivel de alfabetización de los sudafricanos de raza negra se incrementaron durante los 16 años de gobierno democrático del país. Y esto produjo un aumento en la oferta de productos financieros sofisticados.

Sin embargo, a pesar de que el consumidor se encuentra más informado, los stokvels y las sociedades de entierros aún existen y, en algunos casos, están en crecimiento.

Algunas razones del fenómeno son las siguientes:

1) Los planes dependen de la comunidad y sus integrantes consideran que su utilización es más importante que una tarjeta de crédito, un seguro de vida u otro producto financiero.

En efecto, los miembros prefieren adeudar el pago de una cuota de sus tarjetas de crédito a dejar de pagar su aporte al stokvel o la sociedad de entierros, dado que la falta de pago a un plan comunitario no pasaría inadvertida para los otros miembros y afectaría la reputación del deudor.

Ésta es una forma muy efectiva de control del crédito.

2) Los sudafricanos consideran que ahorrar para su lugar de descanso final es de vital importancia.

Al planificar un entierro, es necesario contar con recursos suficientes para rendir tributo al difunto, para la comida y bebida para la familia y los amigos.

Así, las sociedades de entierros no se limitan a distribuir fondos sino que también aportan lo necesario para celebrar un entierro sudafricano, como carpas, mesas, sillas ¡y hasta una vaca para sacrificar! (una práctica tradicional de los entierros).

En comparación, los productos financieros formales a menudo sólo brindan beneficios financieros y no satisfacen adecuadamente las necesidades del consumidor.

3) El aporte individual de cada miembro es relativamente pequeño.

Los aportes mensuales pueden ser tan bajos como 15 dólares y, en general, no superan los 100 dólares.

Si bien los miembros no siempre reciben intereses, no se les cobran cargos administrativos mensuales.

Por el contrario, los costos de distribución y administración de los productos competidores en las industrias formales de gestión de activos y seguros de vida constituyen un factor prohibitivo.

Los productos tradicionales, con sus gastos fijos, tienen serias dificultades en competir contra estas estructuras informales con costos bajos o nulos.

Las desventajas de los planes de ahorro informales.

Si bien los planes de ahorro informales presentan múltiples ventajas para sus miembros, también es cierto que tienen algunos inconvenientes.

Estos planes están basados en la confianza y en la adhesión a normas. Y ésto los hace vulnerables al abuso de miembros inescrupulosos.

Existen innumerables historias donde un miembro utilizó indebidamente los fondos de un plan. Esas pérdidas corren por cuenta de los integrantes, ya que no existe ninguna garantía o seguro.

Así, muchos planes han formulado normas para regular las operaciones y han incorporado mayores medidas de seguridad.

Una forma efectiva de combatir el uso indebido es la evaluación preliminar de los posibles nuevos miembros. La admisión a un plan no depende necesariamente de la capacidad financiera del candidato sino más bien de que algún miembro actual del plan avale la reputación y el prestigio en la comunidad de ese candidato.

¿Qué podemos aprender de esto?

Los stokvel y las sociedades de entierro demuestran que la cultura africana de vida en comunidad, intercambio y cooperación, si se encuentra incorporada y aceptada por todos, puede resultar ampliamente exitosa.

Aquellos proveedores de servicios financieros formales que entiendan esos principios y basen sus productos en ellos estarán en una posición de ventaja frente a aquellos que intenten vender únicamente productos convencionales.

Hay un incentivo comercial para que los proveedores de servicios financieros formales encuentren el equilibrio justo en su desarrollo de productos entre vida en comunidad y capitalismo. El premio es cuantioso si se tiene en cuenta que los stokvels y las sociedades de entierros registran aportes anuales estimados en más de 2 mil millones de dólares.

En definitiva, "orientación al cliente" y "transparencia" son términos comúnmente utilizados para describir productos en la industria de servicios financieros.

Estos términos han sido durante mucho tiempo el eje central de los stokvels y las sociedades de entierros.

La falta de confianza en general de los consumidores en las entidades financieras tradicionales y sus productos no ocurre en los miembros de stokvels y sociedades de entierros. Sus productos están diseñados para satisfacer las necesidades de sus miembros y éstos saben exactamente cómo se obtienen los beneficios del plan.

Ésta parece ser una fórmula razonable para todo desarrollo de productos en la industria de servicios financieros.

Autor: Jabu Malele y Gerdus Dixon

Directores de KPMG en Sudáfrica

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net