Cuando los empleados son mentores de sus jefes

En el ‘mentoring’ inverso son los colaboradores quienes acercan el negocio y ponen al día a sus superiores. Foto:managementjournal En el ‘mentoring’ inverso son los colaboradores quienes acercan el negocio y ponen al día a sus superiores. Foto:managementjournal

 Un técnico de 27 años y un mando medio de 31 años de ING Direct han sido durante dos meses los tutores de Carina Szpilka, directora general de la entidad bancaria, y de Fernando Córdova, director de recursos humanos.

Es el reverse mentoring, una oportunidad única para que los júnior demuestren su valía y para que los directivos aprendan de sus empleados.

Estos dos ejecutivos de ING no tuvieron reparos en convertirse en aprendices de profesionales más jóvenes y de menor rango para ponerse al día en los últimos avances en nuevas tecnologías, conocer las tendencias que se dibujan en el mercado y entender qué necesitan los clientes.

El conocimiento ha dejado de medirse en años. Fernando Botella, CEO de Think&Action, recuerda que “el saber se ha convertido en algo al alcance de todos y los roles de maestro y aprendiz son intercambiables y complementarios”. Este panorama hace tambalearse algunos antiguos paradigmas de gestión.

Según Pilar Jericó, presidenta de Be-Up, “fórmulas como el reverse mentoring están ganando notoriedad. Un sistema de formación y de trabajo en el que un empleado júnior actúa como mentor de un profesional más experimentado”.

Cercanía al negocio Montse Ventosa, presidenta de Truthmark, recuerda que en realidad el mentoring inverso etiqueta algo que los mejores ejecutivos vienen practicando desde hace años: “Acercarse a sus empleados y, por tanto, a la realidad del negocio”. Esta herramienta se usa en todo tipo de empresas y sectores, aunque como señala Botella, “su aplicación en empresas familiares y pymes que han ido creciendo e incorporando talento puede reportarlas importantes beneficios”.

Las cuestiones que se abordan en estas sesiones tienen que ver sobre todo con tendencias y avances tecnológicos, pero también se trata el desarrollo del pensamiento estratégico y la toma de decisiones. “Te abre los ojos, descubres que hay cosas que creías saber pero estabas equivocado. Te da nuevos puntos de vista y te planteas constantemente nuevos retos”, explica el director de recursos humanos de ING Direct. Ventosa añade que también se usa para facilitar los cambios culturales y crear una filosofía corporativa centrada en el cliente.

A priori puede parecer que los mayores beneficios son para el aprendiz y la empresa, pero el profesor también gana. Jericó destaca que el mentor, que ha sido elegido por su talento y capacidades, aumenta su visibilidad en la empresa. “Para él es un desafío enorme como persona y profesional enseñar a un superior.

Es su oportunidad para demostrar sus habilidades. Es como un programa de talento que le puede ayudar a escalar en la compañía”. Sin embargo, Jericó señala que aún no está demasiado extendido en España. El problema son las barreras mentales del ejecutivo: orgullo, creer que su experiencia lo avala o acomodarse en su posición.

En el ‘mentoring’ inverso son los colaboradores quienes acercan el negocio y ponen al día a sus superiores, sobre todo en cuestiones de tecnología y tendencias.

Conviértete en un profesional

Presta atención a las oportunidades. Muchas de estas relaciones pueden surgir de forma natural. Por eso debes permanecer alerta y detectar a quién puedes transmitir tus habilidades o conocimientos.

Mantén una relación informal. Aunque una estructura es imprescindible, no debe encorsetarse. La conversación debe fluir de forma libre y espontánea, así surgirán más temas y los beneficios serán mayores.

Asegúrate de que tu empresa es consciente de los beneficios que le reportas. Ya seas el mentor de un colega o de un jefe, haz que tus superiores estén al tanto de lo que haces y de lo que has conseguido.

Alimenta la conexión. Es importante desarrollar la relación entre mentor y alumno de forma gradual y continua. Por ejemplo, si hace tiempo que no hablas con tu mentorado y ves un artículo que puede interesarle, házselo llegar. Mantén la relación viva y demuéstrale que sigues pensando cómo ayudarle. Pide algo a cambio.

El ‘reverse mentoring’ es una relación en la que todos ganan. El alumno adquiere conocimientos que le fallaban y el mentor, además de adquirir visibilidad en la firma, puede y debe aprender de la experiencia y trayectoria de su tutelado. No dudes en pedirle ayuda y preguntar.

Fuente:expansiòn

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net