¿Trabajas en una empresa divertida? ¡Serás innovador!

oficinadiverPara tener un equipo innovador y comprometido hay que generar un espacio de ‘libertad’ de ideas; los jefes controladores frenan la creatividad y propician el deseo de renuncia.

Pareciera que contar con la "última moda" en equipos de computación convierte a las empresas en "innovadoras". La realidad es diferente, las herramientas tecnológicas no son garantía de mayor productividad, sólo permiten mejorar procesos, señala Jesús Cochegrus, director de Kaxan Media Group, empresa desarrolladora del juego Taco Master, presente en iTunes México.

Si quieres hacer que la organización genere innovación hay que pensar cómo inicia ese proceso, si existe el ecosistema necesario para que las ideas florezcan. Hay una frase que dice: "Dale una idea brillante a un equipo mediocre y la destruirá", dice Cochegrus. Efecto contrario sucede cuando entregas un proyecto que no luce atractivo a un grupo de colaboradores con ánimo de sobresalir, el resultado es más destacable.

Una de las reglas cruciales de la innovación es romper con los protocolos, escapar de las fórmulas establecidas y tener una atmósfera laboral que invite a proponer.

Durante su participación en el World Innovation Forum, organizado por la Universidad del Valle de México (UVM), el directivo explicó que en México un gran número de empresas siguen en el siglo pasado, piensan que el concepto empresarial debe vincularse con la sobriedad, ser cuadrado, gris, no salir del esquema, sin considerar que el personal pasa entre ocho y 10 horas en el lugar de trabajo. Los colaboradores "conviven más con su silla y escritorio que con su familia", indica el directivo y asegura que es posible crear un nuevo ambiente laboral con pequeños detalles, como integrar más vegetación en las oficinas y un área específica para proponer ideas sin temor a la crítica.

El concepto de diversión, dice el director, no significa estar "de fiesta", sino diseñar estrategias para que el trabajador goce sus actividades y no trabaje bajo el modelo de "esclavitud", que ni siquiera puede moverse de su lugar porque "pierde" horas productivas. Pixar, por ejemplo, promueve entre los empleados carreras con patín del diablo.

"No todas las organizaciones deben ser Pixar, Google o Apple", aclara Cochegrus, pero sí es importante buscar las herramientas para que la persona esté contenta y sea reconocida. La diversión no está peleada con el profesionalismo, y una persona que se siente libre en la empresa es más productiva.

De acuerdo con un informe publicado por McKinsey, para superar los dogmas en una empresa, un buen ejercicio es empezar por preguntarse sobre los clientes, el modelo de negocio, qué otro nivel de servicio esperaría un consumidor y qué limita a la empresa en su capacidad para hacer cosas nuevas.

A partir de su experiencia en la industria de videojuegos, Jesús Cochegrus menciona cinco pasos para tener espacios donde el empleado se anime a innovar:

1. Desafíos retadores, pero divertidos

En un juego virtual si los retos son fáciles la persona se aburre, si son muy fuertes se frustra. Como empleador hay que dar desafíos a los empleados, pero aquí hay una regla clave: los retos deben estar, primero, al nivel de sus funciones, con las herramientas para cumplirlos, y después impulsar su crecimiento. "Si es un empleado en nivel ocho y le pagas como si estuviera en el tres, se cansará" y termina por renunciar.

2. Entrega motivaciones continuas

Uno de los placeres del videojuego es ir recibiendo recompensas: tomar un cofre, monedas, puntos. Esa dosis de satisfacción motiva y lo mismo pasa con los empleados, necesitan una recompensa, y no necesariamente dinero. Reconocer su desempeño y su aportación en las actividades diarias les hace seguir adelante en la empresa. La energía constante hacia los empleados "no cuesta".

3. Capacita

El jefe que entrega a sus empleados la posibilidad de crecer tiene por garantía a colaboradores que lucharán por las metas de la empresa. Tener un plan de capacitación es la mejor forma de visualizar el futuro en una organización, aunque se puede comenzar por aspectos como buscar cursos o asesorías alineadas a los talentos y necesidades del personal.

Regla importante: "Comparte el pastel". La gente no es ‘tonta' y si no tiene opciones de crecimiento termina por ser indiferente a su trabajo. Si lograron un objetivo especial, o se requiere de incorporar nuevos conocimientos, que esa formación no se quede sólo en los jefes, hay que involucrar al empleado en ello.

4. Universo con reglas simples y congruentes

A veces se piensa, erróneamente, que todo el personal conoce hacía dónde va la empresa. Un ambiente de innovación exige que el equipo conozca los lineamientos de trabajo y las "reglas del juego" respecto a objetivos. El empleado necesita tres cosas: saber ¿dónde está parado?, ¿qué objetivo debe seguir? y ¿cuál es el plan de acción?

5. Entiende a tus empleados

En un juego, los personajes tienen momentos de triunfo en los que pueden ser, incluso, agresivos, y otros donde requieren precaución. En el caso del personal es una situación parecida; hay días buenos de rendimiento y otros malos, en los que el empleado "necesita aire o puede tronar", menciona Cochegrus. La empresa necesita flexibilizarse, el esquema del empleado que pasa largas horas en su oficina, porque con ello luce productivo, debería ir de salida, si la meta es tener empleados por largo tiempo. Por ejemplo, se necesita replantear el concepto de vacaciones al año. "Una semana por más de 300 días de trabajo es la muerte", dice el directivo. Promueve esquemas como tardes libres, horarios flexibles, esto no afecta la producción y sí aumenta la productividad.

6. Ser muti-player, mejor

¿Qué tanto conocen tus empleados del trabajo realizado por diversas áreas de la organización? Hay que invertir en el trabajo colaborativo, que la persona sepa cómo su desempeño ayuda o perjudica otras áreas. Para ello, un paso importante es conocer las habilidades de cada integrante y promover la creación de equipos diversos. Si los departamentos juegan juntos y se les reconoce se logrará el concepto de cohesión.

"Qué pasa si hablamos de tu vida como videojuego. La gran pregunta para los empleados es: ‘te estás divirtiendo con lo que haces'. El problema es que a las personas se les entrena en el control, pero el profesional debe asumir cómo controla su desarrollo y si tiene claro las metas a las que aspira llegar", puntualiza Jesús Cochegrus.

Fuente: CNNExpansion.com

volver arriba

Especiales

Temas Destacados

Recursos

Nosotros

Siganos !

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net