Log in

Los “affaires” de oficina

  • Published in Actualidad

officeromance2Pocos ámbitos hacen hervir tanto la sangre como el laboral. Las causas son muchas. Peleas con los compañeros o contratiempos con los jefes hacen que uno, en cuerpo y mente, esté mucho más propenso a recibir estímulos de toda clase, a toda hora.

En este contexto, el sexo en el trabajo encuentra en la clandestinidad y en el riesgo de ser visto, una cuota de excitación adicional para sopesar la rutina. Lejos de la vergüenza y cerca de la provocación, ahora son las mujeres quienes amenazan con tomar la delantera.

Hace un tiempo, la revista Playboy, en su versión estadounidense, publicó un informe en el que analizó el comportamiento sexual en el lugar de trabajo. Y los resultados fueron sorprendentes: según este relevamiento, las chicas son más desinhibidas que los chicos. Para realizar la investigación, se entrevistó por correo electrónico a 10 mil trabajadores de ambos sexos, llegando a la conclusión de que el número de mujeres que confesó practicar sexo con compañeros de trabajo era superior al de los hombres. La mitad de ellos admitió haber tenido alguna relación con alguna compañera de trabajo, mientras que, en el caso femenino, el porcentaje se elevó a las dos terceras partes. Toda una batalla ganada dentro de la llamada “guerra de los sexos” ¿o no?

Según el mismo informe, son las mujeres las que más habitualmente han mantenido o mantienen una relación con un superior jerárquico (46 por ciento), dato explicable por el hecho de que la gran mayoría de jefes se corresponden con el sexo masculino. Finalmente, el estudio destaca que un 80 por ciento de los entrevistados, hombres y mujeres, reconocieron haber “histeriqueado” con compañeros en el trabajo. Sobre el tema de los lugares, parece que ellas toman la iniciativa en cuanto a preferencias espaciales: las mujeres prefieren el escritorio (propio o ajeno), mientras que el sexo masculino, mucho más conservador, el sofá o una silla.

“En Argentina, esta forma de sexo aumentó considerablemente en los últimos años”, dice el licenciado Hugo Pisanelli, director de Psicólogos y Psiquiatras de Buenos Aires. Según el experto, este incremento se produce porque la mujer ahora tiene mayor presencia en el trabajo y porque, además, existe una extensión importante de la jornada laboral.

Al respecto, Graciela Calvo, ejecutiva de una empresa de distribución de gas local, cuenta: “Durante mucho tiempo tuve la política de no involucrarme con nadie de mi trabajo. Un buen día, un compañero de trabajo me besó y terminamos teniendo sexo sobre mi escritorio”, confiesa.

Pisanelli agrega más datos: “En el caso de las mujeres, por ejemplo, podemos decir que ellas se involucran más afectivamente que los hombres. Ellos lo hacen sólo teniendo en cuenta el componente sexual. Mientras que la mujer no puede dividir, en la mayoría de los casos, lo que es sentimiento y lo que es sexo”. Pero además, hay otro factor que, según el fenómeno, propicia el fenómeno. “En los casos que atendí últimamente, la mujer que trabaja durante todo el día comienza a tener conflictos con su pareja y esto, justamente, es lo que puede propiciar más las relaciones en el ámbito laboral”, comenta el licenciado. Aunque no todo lo “íntimo” que pasa en una oficina llega a concretarse...

“Lo notable es que ahora hay más fantasías femeninas que masculinas sobre lo que se puede hacer, sexualmente, en un trabajo”, aclara el psicólogo. “La fantasía tiene mucho más que ver con lo romántico que con lo sexual. El hombre, en cambio, vive, en general, pendiente de sus pensamientos más cercanos a lo erótico”, comenta el licenciado. Y deja en claro que existe gran diferencia sobre quién toma la iniciativa. “Hoy las mujeres se quejan de algo que es novedoso: se molestan porque, según ellas, los hombres están lentos. Es más, dicen que ahora son ellos los que las histeriquean dando más vueltas para llegar a la cama”.

Según cuenta el experto en Recursos Humanos Carlos Ramírez Passo, en algunas empresas existen políticas que, explícita o implícitamente, desalientan los amores laborales y hasta los matrimonios. “Las organizaciones, a través de sus reglas, valores, cultura en general, se convertirán en facilitadores o inhibidores de la permisividad sobre la concreción de las relaciones sexuales entre los miembros de un grupo”, comenta el especialista. ¿Existen ámbitos laborales en donde las relaciones sexuales entre compañeros son más frecuentes? “Los factores culturales, horarios de trabajo, estilos de liderazgo facilitan la aparición de estos acercamientos. Los Call Centers, son un ejemplo”, concluye el RRHH.

Fuente: Clarin.com

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net